Arsat licitará espacios en sus terrenos para sumar antenas 4G

Arsat, la empresa estatal de telecomunicaciones, anunció que el próximo mes iniciará el proceso para licitar la instalación de antenas 4G en los 1400 sitios operativos que tiene en todo el país, con el objetivo de ampliar el alcance y mejorar la calidad del servicio de internet en los celulares.

Según el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), en abril de este año la Argentina tenía 12.386 antenas 4G, lo que equivale a una cada 3575 habitantes, aproximadamente; el 40% de estas antenas está en el área metropolitana de Buenos Aires.

Comparativamente con otros países, en la ciudad de Buenos Aires cada antena da servicio, en promedio, a 2624 personas; pero en San Pablo es una antena por 1947 ciudadanos; en Tokio (el líder en el tema) hay una antena cada 99 habitantes.

El número de antenas es clave para dar mejor servicio; cada antena tiene una capacidad limitada (una cantidad de dispositivos a los que les puede ofrecer una conexión) por lo que aumentar la cantidad de antenas por zona es una manera directa de mejorar el servicio.

En el caso de los terrenos de Arsat –ubicados tanto en ciudades grandes como pequeñas de todo el país– que se licitarán en forma gradual, estos presentan además el beneficio de tener un vínculo directo con la red troncal de fibra óptica de la compañía.

Al respecto, el presidente de ARSAT, Rodrigo de Loredo, explicó que “más antenas de telefonía móvil significa más nivel de señal y más duración de la batería de los móviles, un problema recurrente hoy en día para poder comunicarnos”.

“Las antenas –agregó el funcionario– deben instalarse sobre torres de transmisión, para ganar altura y brindar cobertura más amplia. Además, deben estar conectadas a una red de fibra óptica para garantizar alta velocidad de conexión”.

Otra medida para mejorar el servicio es sumar más bandas de frecuencia, pero aún no se asignó la frecuencia de 700 MHz en el área metropolitana de Buenos Aires. Esta se sumará a la banda AWS de 1700/2100 MHz que ya está en uso para el 4G.

En tanto, la banda de 700 MHz ya se usa en el resto del país, donde su configuración (poco ancho de banda, pero mucha superficie con una sola antena) es útil para ofrecer servicios en pueblos y ciudades chicas.

Las operadoras licitaron y pagaron por esa frecuencia, pero su entrega en el AMBA está frenada por un pleito del Gobierno con TeleCentro, que tiene un servicio de TV digital en esa frecuencia y se resiste a liberarlo para que pueda usarse para telefonía sin causar interferencias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*